Nuestro hotel está situado en el corazón del Garraf, concretamente en Sant Pere de Ribes un municipio lleno de historia de la cual todavía quedan vestigios que os queremos mostrar.

El castillo de Ribes, también llamado castillo de Bell.lloch o de Sota-Ribes, es un edificio documentado desde el siglo X que está situado a la derecha de la riera de Ribes, en un pequeño cerro escarpado a la salida de Sant Pere de Ribes en dirección Vilanova i la Geltrú.

El 6 de mayo del año 990 es documentado por primera vez en la Carta de Franquesa (Franquicia) del término de Sant Pere de Ribes. En esta carta, firmada por el obispo Vives, se llama literalmente: …castrum nuncupatum Bello loco qui vocitantur Ribas…, siendo su traducción … Castillo llamado Bell.lloch que tiene también el nombre de Ribes….
A lo largo del tiempo, el obispado y los señores feudales se disputan la propiedad. En el siglo XVIII se hace cargo el municipio por concesión hasta la abolición de los derechos feudales al siglo XIX. A principios del siglo XX se ubica la prisión hasta el final de la guerra civil. A partir de este momento pasa a ser habitado por las familias de artistas Mestre y después por el coreógrafo José Luís de Udaeta que lo restauró y habilitó como residencia, donde vivió hasta el año 2004. Actualmente se utiliza para usos culturales.

El único resto que queda del castillo es la torre cilíndrica, vacía en su interior, y cuya puerta de entrada se encuentra a unos 8 metros sobre el nivel del terreno. Esta torre es anterior al desarrollo de la arquitectura lombarda en Cataluña, afín a las construcciones construidas entre el siglo X y primera mitad del siglo XI. Precisando más, el sector más antiguo de la torre se puede considerar una obra de finales del siglo X que debía de formar parte del castillo a que se refiere la Carta de Franquesa del 6 de mayo de 990.
castello de ribes