Según la vikipèdia, el pan con vino y azúcar es una de las preparaciones más características y antiguas de la cocina catalana, y que forma parte del Corpus del Patrimonio Culinario Catalán, receta número 748 . Algunos consideran que el plato insignia de la cocina catalana es el pan con tomate, pero no el más antiguo, puesto que el tomate llegó de América a partir de 1492. Consiste en una rebanada de pan con un chorro de vino tinto y después azucarado por el encima. Dicen que en Santi Santamaria del rincón de can Fabes comía Pan con vino y azúcar un día si y un día no…. Carme Ruscalleda en los consejos gastronómicos de Maset del Lleó reivindica el plato como una manera golosa de actualizar una muy buen merienda y de reivindicar el vino como alimento y su uso dentro de una receta. En definitiva, de recuperar la cultura de este plato.

En Palou Boutique Hotel lo hemos querido recuperar y son muchos los clientes que ya lo han disfrutado. Sugiere recuerdos de unos abuelos que estuvieron presentes en muchas meriendas y de una maravillosa infancia.