26

Jul 2015

Una Boda Real

Meritxell i Sergio… que decir de ellos, cuando se miraban esta mañana era imposible no mirarlos, no por guapos, que también lo son los dos, sino por la admiración  y el amor que desprendían sus ojos… Meritxell nos confiesa que Sergio la mima con pasión, la hace sentir princesa cada día y al escucharla lo sabes… sabes que él la adora y ella a él, complicidad, cariño, calor, juegos que Papa Noel les trae y comparten con los amigos, porque la gente especial siempre atrae gente especial, Alba, Jordi, Marc i Ghiselle son algunos de ellos. Que bonito ha sido para nosotros estar esta mañana con ellos, si bien es cierto que  las chicas ya no iban vestidas con su precioso vestido morado  ni los chicos con corbata, ni  tampoco  Meritxell vestía su sublime y  maravilloso vestido blanco  y la pajarita de Sergio había dejado de adornar su cuello, a pesar de todo ello la estela de cuento de hadas seguía presente en cada rincón del Palou Boutique Hotel…  y como buena y real princesa, no perdió su zapato  para que lo encontrara su príncipe, porque su boda fue una boda… real, y los zapatos preciosos (¡¡¡como para perder uno!!!). Y hoy domingo hemos tenido entre nosotros a una princesa y a un príncipe… y a su séquito, no menos principesco por ser  séquito, y desde aquí les deseamos que sigan escribiendo esa historia de amor que ayer se prometieron y que no tenemos ninguna duda que será una muy larga historia  con muchos capítulos para compartir.

Enhorabuena Meritxell y Sergio.

Pau y Antònia